Desde la Asociación Cinefòrum L’Atalante lamentamos profundamente y nos resulta complicado comprender la desaparición del Instituto Valenciano del Audioviual y de la Cinematografía, del que La Filmoteca del IVAC formaba parte, para integrarse en la entidad CulturArts Generalitat. Esta desaparición como entidad jurídica debilita a La Filmoteca, y se suma a su recorte en programación y personal del año pasado. Como organización dedicada a la promoción y estudio del cine somos plenamente conscientes de la sobresaliente labor que La Filmoteca Valenciana venía desarrollando hasta ahora: tanto por la calidad de sus publicaciones, su programación y las condiciones de proyección, como por la cantidad de ciclos y sesiones, La Filmoteca del IVAC se ha situado hasta ahora al máximo nivel, equiparable en calidad (sin poder compararse en tamaño) a las principales filmotecas españolas (Filmoteca Española en Madrid y Filmoteca de Catalunya en Barcelona), e incluso a la mayoría de filmotecas europeas.

Esta calidad y rigor en su programación y publicaciones ha supuesto un prestigio internacional y reconocimiento que parece que los responsables políticos del Gobierno Valenciano no valoran. Este prestigio es fruto del trabajo y el esfuerzo durante un largo periodo de tiempo de los profesionales del IVAC, pero también de un proyecto político y económico sostenido. Si este desaparece, es poco probable que La Filmoteca pueda mantener el nivel de excelencia.

Además de su importancia a nivel académico, La Filmoteca del IVAC ha sido durante más de veinticinco años lugar de encuentro para los cinéfilos valencianos. Poder disfrutar de una oferta cinematográfica pública que nos acerca cinematografías lejanas, nuevos lenguajes audiovisuales, estrenos internacionales que no nos han llegado en versión original a las salas comerciales, una visión rigurosa y profunda de las distintas etapas de la historia del cine, etc., sitúa a nuestra ciudad en la élite cultural en lo relativo al cine. Una vez se abandona esta élite, a la que tanto tiempo y esfuerzo cuesta llegar, resulta muy complicado y mucho más costoso recuperar la calidad y el prestigio perdidos.

Por todo ello, hacemos constar nuestra profunda decepción y malestar por la desaparición de La Filmoteca del IVAC como entidad jurídica, así como por los terribles recortes económicos que ha sufrido teniendo un presupuesto ya ajustado y nada desorbitado anteriormente. Esperamos que el Gobierno Valenciano sepa rectificar y apostar por la excelencia y la cultura.

Comentarios

Postear un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

󰁓
󰀩 󰀭